Algunos secretos en materia de pulidos y plastificados

pulido y plastificado

De más está decir que los pisos de madera que han sido pulidos y plastificados presentan un aspecto increíble. Esto se debe a que la utilización de estas dos técnicas en forma consecutiva asegura, por un lado, la eliminación de imperfecciones que puedan llevar un buen tiempo presentes en la superficie; y, por otro lado, la revitalización del brillo y la belleza perdidos con el paso del tiempo.

Nuestra empresa conoce estos beneficios mejor que ninguna otra, por lo que se ha encargado de desarrollar un servicio tan completo como eficiente para restaurar el atractivo de cualquier piso de madera. Todo esto, utilizando el personal más capacitado en el área y a la mejor tecnología destinada para tal fin.

No obstante, más allá de las ventajas que este servicio puede proporcionar a nivel visual, existen algunos aspectos que no pueden ser librados al azar, que involucran una importante atención. En efecto, es necesario conocer que, luego de realizar un proceso de pulido y plastificado de una superficie de madera, deben tomarse ciertos recaudos para garantizar su conservación.

Cómo limpiar pisos plastificados

Es sabido que existen muchos productos en el mercado que pueden ser utilizados para realizar la limpieza de pisos plastificados. Sin embargo, también puedes obtener los mismos resultados empleando una receta casera, que consiste en disolver 60 mililitros de vinagre en un litro de agua y colocarlo dentro de un rociador.

Cuando tengas lista la fórmula, tan sólo debes rociarla sobre la superficie a tratar a medida que vayas limpiando el área y luego secarla con un trapeador de microfibra, haciendo movimientos de adelante hacia atrás. Repite este procedimiento regularmente y podrás tener pisos plastificados nuevos por mucho más tiempo.